Introducción                                                                                                   El Karso en el Mundo                                                                                             El Karso en Puerto Rico

 

El Karso en Puerto Rico: Agua

    El movimiento del agua en el karso es muy particular, tanto en la superficie como en su extensión subterránea. En la superficie, encontramos ríos y quebradas superficiales, manantiales, cascadas, embalses, lagunas, charcas naturales y humedales de varias clases. Subterráneamente, se destaca la presencia de ríos subterráneos y acuíferos.

    El ciclo de agua en las regiones kársticas de la Isla es principalmente subterráneo. Por esta razón, la red de ríos superficiales es más limitada en el karso en comparación con otras zonas geológicas, ya que predomina un patrón de drenaje subterráneo (Ver mapa).

  Debajo de nuestras regiones kársticas se encuentran los mayores depósitos de agua fresca en Puerto Rico, a los que se les denominan acuíferos. Un acuífero es una formación geológica subterránea, compuesta de grava, arena o piedra porosa, capaz de almacenar, contener y transmitir agua subterránea. Esta agua se almacena cuando una parte de la lluvia se infiltra a través de los poros del terreno atraída hacia el centro de la tierra por la fuerza de la gravedad. Las rocas bajo la superficie contienen poros y fracturas que varían en tamaño y abundancia. La cantidad de agua que puede almacenarse en un acuífero depende del tipo de roca y del tamaño y la densidad de los poros y fracturas en la roca.

        Los acuíferos tienen distintas áreas de recarga por donde se infiltra el agua de lluvia en su jornada hacia el subsuelo. Idealmente, las zonas de recarga deben estar cubiertas de vegetación y libres de contaminación. El promedio de recarga de los acuíferos en Puerto Rico es de 2.7 pulgadas anuales. En un acuífero el agua se mueve hacia la costa de 3 a 4 pies en un día; contrario al movimiento de agua superficial que puede mover cientos de pies de agua en un segundo en su salida hacia el mar.

   
De los acuíferos de agua subterránea en Puerto Rico, el acuífero de la zona caliza del Norte es el más importante y productivo. El acuífero del Norte se extiende desde el municipio de Loíza hasta el municipio de Aguada y representa el 64% del total de área de acuíferos en todo Puerto Rico. Para la zona norte-central de Puerto Rico, este acuífero abastece de agua potable a nueve municipios, suple las necesidades de riego agrícola y es fuente principal de agua para distintas industrias, en especial las farmacéuticas. Este acuífero descarga unos 120 millones de galones de agua diarios (mgd), de los cuales 52 mgd se consumen.

    Además de proveer agua para uso humano, el acuífero del Norte también nutre de agua a ríos superficiales, humedales, pantanos y manantiales. Por ejemplo, el Caño Tiburones, el humedal herbáceo más grande de la Isla, y la Laguna Tortuguero, se alimentan de agua subterránea que aflora del acuífero del Norte.