Introducción                                                                                                   El Karso en el Mundo                                                                                             El Karso en Puerto Rico

 

El Karso en Puerto Rico: Datos Interesantes

Entre los aspectos interesantes y llamativos del karso puertorriqueño, podemos resaltar:

  1. Las formaciones desarrolladas en la zona caliza del Norte de Puerto Rico constituyen uno de los ejemplos más destacados del karso tropical en el mundo. La gran variedad de formaciones en esta zona es notable, producto del tipo de roca y del clima. Aquí podemos encontrar sumideros o dolinas, mogotes, karso de conos, karso de galleras, karso de cuesta, valles secos, cuevas, ríos subterráneos, zanjones y muchas otras formaciones kársticas.

  2. Los bosques de la zona caliza del Norte constituyen la extensión más grande de cubierta forestal continua de Puerto Rico. Debido al poco impacto humano en estos bosques, esta zona alberga algunos de los bosques kársticos menos intervenidos del Caribe.

  3. El Sistema del Río Encantado, localizado entre los municipios de Florida, Ciales y Manatí, es el sistema cavernario con el pasillo de río subterráneo continuo, sin interrupciones, más largo del mundo, atravesable por el ser humano y hasta el momento explorado (con 16.9 kilómetros de largo).

  4. El Sistema del Río Camuy en su máxima creciente podría considerarse uno de los ríos subterráneos más caudalosos del mundo.

  5. El Sumidero Tres Pueblos es la formación por colapso más grande de Puerto Rico. Consta de un pozo escarpado de más de 120 metros de profundidad y 140 metros de diámetro. El río Camuy fluye hasta esta depresión y emana de ella.

  6. La mayoría de los mogotes en la zona caliza del Norte alcanzan unos 30 metros de altura, pero algunos miden más de 50 metros y otros pueden ser tan bajos como de un metro.

  7. Los zanjones son un rasgo topográfico exclusivo del karso puertorriqueño. Los zanjones son trincheras paralelas que resultan de la disolución de roca caliza a lo largo de las grietas. Las trincheras pueden extenderse 100 metros o más, con costados verticales que varían desde unos pocos centímetros hasta 3 metros de ancho y desde 1 a 4 metros de profundidad. Los zanjones se orientan en la misma dirección y pueden haber hasta 8 por cada 100 metros. Descritos por primera vez en Morovis y Florida, los mejores ejemplares de los zanjones se encuentran en el municipio de Lares, donde las trincheras individuales pueden llegar a extenderse más de 1,800 metros de largo y alcanzar un ancho de 20 metros; estos zanjones se encuentran en una franja de un 1 kilómetro de ancho.

  8. La reproducción en cautiverio de la Cotorra Puertorriqueña (Amazona vittata) en la zona del karso es significativamente superior a la registrada en el aviario de El Yunque, lo que sugiere que el karso es un hábitat favorable para el restablecimiento eventual de una segunda población silvestre en Puerto Rico. La conservación de la Cotorra Puertorriqueña tiene especial importancia ya que la mayor parte de las otras especies de Amazona endémicas a las Antillas están también en peligro de extinción. Los conocimientos obtenidos en los esfuerzos de conservación de la Cotorra Puertorriqueña pueden ser aplicables a los esfuerzos de conservación de las otras especies de cotorras de las Antillas, los Estados Unidos, del neotrópico e incluso del resto del mundo.

  9. La característica más famosa de la Reserva Natural Mata de Plátano en Manatí es la interacción entre murciélagos y boas que allí acontece en la Cueva Culebrones. En la Cueva Culebrones puede observarse cómo las Boas Puertorriqueñas (Epicrates inornatus) se alimentan de los murciélagos que salen de la caverna. Los reptiles esperan pacientes por su presa al suspenderse de la entrada de la cueva y atrapan al mamífero en su entrada y salida de la misma. La Boa Puertorriqueña está catalogada por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos como una especie en peligro de extinción. Por otra parte, las especies de murciélagos en la cueva representan un 46% de las que pueblan el País. Según una investigación que tuvo lugar en la Reserva, la población de estos mamíferos en Cueva Culebrones ronda los 300,000 individuos.

  10. Cueva Cucaracha, en el municipio de Aguadilla, es una de las pocas cuevas “incubadoras” de las que se conocen en Puerto Rico. Este tipo de cueva posee unas características morfológicas particulares que permiten que al congregarse en ellas grandes cantidades de murciélagos, la temperatura aumente sobre los 26 ºC, permitiendo que las crías sin pelaje crezcan en un ambiente relativamente seguro, cálido y húmedo.  

  11. Un estudio comparativo sobre la frecuencia y distribución de profundidad de los sumideros de seis regiones kársticas, que incluía a los estados de la Florida, Missouri, Kentucky, Las Appalachias, además de República Dominicana y Puerto Rico, indicó que Puerto Rico tiene la distribución más densa de sumideros con mayor profundidad.

  12. La época de migración del maravilloso Setí en el río Grande de Manatí y el río Grande de Arecibo se celebra con festivales de pueblo. Estas subidas representan la migración de millones de peces en etapa post-larval de la especie Sicydium plumieri de la familia Gobiidae (pez olivo), que suben río arriba desde el mar entre los meses de julio y enero, y sirven de alimento para el ser humano y los animales silvestres.