Introducción                                                                                                   El Karso en el Mundo                                                                                             El Karso en Puerto Rico

 

El Karso en Puerto Rico: Valores Económicos

        La región kárstica ha servido de fuente de productos y servicios para el resto de Puerto Rico por muchos años. Durante la primera mitad del siglo XX, los usos agrícolas predominaron en las tierras de la región kárstica de Puerto Rico. Luego de que comenzara a menguar la actividad agrícola en la década de 1950, ocurren cambios fundamentales y acelerados en el uso de los terrenos y la cubierta terrestre. Actualmente, la actividad económica en la región kárstica es muy variada y abarca actividades como la manufactura, minería, agricultura, construcción y abastos de agua, entre otras. 

Actividad Industrial


        Por ejemplo, la zona kárstica del Norte sostiene el sector industrial más grande de Puerto Rico, con más de 200 empresas en la región. Allí se encuentran instalaciones de manufactura de alimentos, textiles, productos agrícolas, madera, papel, vidrio, metal, productos químicos y construcción. Entre éstas, las industrias farmacéuticas y tecnológicas constituyen los sectores de mayor importancia económica. Empresas tales como Pfizer Pharmaceuticals, Abbot Chemical and Health Products, Bristol-Myers Squibb, Pharmacia & Upjohn, Merck Sharp & Dohme y Du Pont exportan sus productos a los mercados de Estados Unidos. Gran parte de las industrias farmacéuticas ubicadas en el karso norteño producen 16 de los 20 medicamentos mas vendidos en los Estados Unidos. La mayoría de estas empresas dependen del agua de alta calidad que proviene del acuífero de la costa norte.


Recursos Minerales

 

        Los principales recursos minerales de la zona caliza del Norte son la dolomita, la dolomita calcítica, la dolomita de roca, las arenas silíceas y las arenas que contienen magnetita. Además, se ha encontrado plomo, cinc, plata y lignita en el ecotono o zona de contacto con la roca volcánica al sur de la zona caliza del Norte. La caliza y el mármol de la caliza del Sur también se utilizan comercialmente.

   

Los depósitos calizos son una fuente importante de relleno para actividades de construcción y agricultura. Las numerosas canteras en las regiones kársticas aprovechan las arenas silíceas y otros productos de pureza química de las formaciones calizas.

Actividad Agrícola


         La topografía es un factor determinante en la actividad agrícola de las regiones kársticas en Puerto Rico. La mayoría de los suelos son de escaso o ningún valor agrícola porque son escarpados o de poca profundidad con respecto al lecho rocoso. No obstante, si existen usos agrícolas de gran importancia económica en la región kárstica, aunque los mismos se limitan a los suelos aluviales cerca de la costa. Entre los cultivos que se cosechan en estas zonas se encuentran: caña de azúcar, pastizales cultivados para el ganado lechero y de carne, arroz, piñas, plátanos, guineos, toronjas, batatas, yautías, ñames, yucas, algodón, coco y otros vegetales. La mayoría de la producción de la industria lechera en Puerto Rico proviene de las vaquerías ubicadas en el karso norteño, principalmente de aquellas en los llanos de los municipios de Arecibo, Hatillo, Camuy y Quebradillas, y dependen casi exclusivamente del agua subterránea de esta región para suplir sus necesidades.

Plantaciones Madereras


        Los bosques del karso actualmente albergan las mejores plantaciones de árboles en la Isla. La mayor extensión de plantaciones madereras se encuentra en el Bosque Estatal de Guajataca, que cuenta con 627 hectáreas. La caoba, el majó, la maría y la teca son algunas de las especies más comunes que se siembran para la producción maderera en esta zona.

Abastos de Agua

        La perspectiva de la franja kárstica como fuente de productos y servicios para el resto de Puerto Rico ya se ha comprobado con la construcción del Superacueducto del Norte, en el cual se transporta agua proveniente en parte del acuífero kárstico, desde la región kárstica del Norte hasta la zona metropolitana de San Juan.